El Sueño

Sonambulismo

mm
Escrito por Rosa Anwandter
El sonambulismo, el hablar durante el sueño y los terrores nocturnos son considerados trastornos del sueño denominados parasomnias. Todavía no se sabe con seguridad porqué los niños caminan y hablan mientras duermen. Sin embargo, el sonambulismo y el hecho de hablar mientras se duerme, no son considerados trastornos serios. Estos suceden durante el sueño profundo, generalmente una o tres horas después de quedarse dormido. La parasomnias suelen provenir de un historial de familia. Los niños pueden ser afectados por una dos, o las tres clases de estos trastornos. El hablar durmiendo se observa con mayor frecuencia que el sonambulismo, pero a menudo los dos suceden simultáneamente La mayor preocupación que los padres debieran tener a respecto del problema de sonambulismo de sus hijos es con la seguridad del entorno. Los niños sonámbulos no tienen el discernimiento que tienen las personas despiertas, y corren el riesgo de lastimarse. Generalmente, los sonámbulos se levantan casi en silencio por lo tanto es difícil que los padres sepan cuando sus niños deambulan por la casa. Al caminar durmiendo los niños se pueden caer sobre algún objeto y se pueden herir seriamente. Existen varias maneras en que los padres pueden proteger a sus hijos sonámbulos. En primer lugar deben prepararse para los episodios. Antes de la hora de ir acostarse, los padres deben verificar que no exista ningún peligro en el dormitorio Se aconseja que estos niños duerman en una cama baja y jamás en camarotes o camas muy altas. Es aconsejable recoger los juguetes u otros objetos para evitar que tropiecen sobre ellos.También se sugiere cerrar la puerta del baño con llave y las ventanas con algún tipo de cerrojo. También sirve algún tipo de alarma o en dormitorio o en la puerta del baño. El sonambulismo no debería ser motivo de alarma, pues no está relacionado con ningún problema físico o psicológico. Por lo general, éste problema cesa cuando el niño llega a la adolescencia Como esta parasomnia no es un problema serio, el peligro es que no se hiera al tropezar con algún mueble u objeto. El hablar durmiendo tampoco es motivo de preocupación. No tiene relación con problemas físicos o psicológicos. Hasta el presente nada se puede hacer para evitarlo. Si los niños lloran cuando están durmiendo es aconsejable, que los padres vayan a verlos y les brinden algún tipo de afecto. Posiblemente el episodio será de corta duración. Se sugiere no despertar a los niños, ya que ellos vuelven a quedarse dormidos rápidamente. Los terrores nocturnos suelen ser de un despertar violento e inusual con una sensación de terror, sin embargo, no sé presentan imágenes oníricas como en las pesadillas. Si los terrores nocturnos se prologan en frecuencia y en el tiempo más allá de los seis años de edad, es aconsejable consultar a un médico especialista.

About the author

mm

Rosa Anwandter

Analista junguiana, escritora, conferencista, directora del Centro de Estudios Oníricos de Chile, www.ceoniric.cl autora de los libros “Los Sueños el Espejo del Alma”, “El Poder Mágico de los Sueños” y co-autora junto al Dr.Stanley Krippner de “El Lenguaje de la Noche”. "Sueños en la Noche del tiempo".