El Sueño

Evite manejar vehículos cuando esté con sueño

mm
Escrito por Rosa Anwandter

Conducir vehículos cuando se está con sueño es tan peligroso como manejar en estado de ebriedad o bajo el efecto de drogas.

Al manejar vehículos en una carretera estamos asumiendo la responsabilidad de proteger nuestra vida y la de los demás. Conducir vehículos cuando se está con sueño es tan peligroso como manejar en estado de ebriedad o bajo el efecto de drogas. Cuando estamos con sueño se reducen las destrezas y debido a la escasa percepción de la realidad esto nos puede llevar a accidentes fatales. Al estar con somnolencia, los reflejos se ven disminuidos y se reacciona más lentamente. El discernimiento y la visión se reducen. Se minimizan o no se distingue bien las señales o los cambios en la carretera, así como tampoco las maniobras de los otros conductores. Al no estar en un estado de alerta la persona no se percata bien de los obstáculos en el camino y tiene pocas posibilidades de evitar accidentes. Esto se agudiza aún más si se está conduciendo de noche y por un tiempo prolongado. Suelen surgir conductas agresivas debido al cansancio. Esto es un riesgo para usted y para los demás. Las señales de riesgo son: Si no ha dormido lo suficiente o no ha tenido un sueño reparador. Si ha dormido menos de 6 horas el riesgo es tres veces más alto. Sí va a manejar distancias muy extensas, y no ha planificado descansar. Sí va a manejar entre las 24 y 6 AM, cuando usted acostumbra dormir. También es peligroso manejar cansado. Después del almuerzo o las primeras horas de la tarde. Sí usted maneja sin compañía en carreteras largas, monótonas, o rurales. Si ha tomado medicamentos, que le causen somnolencia, como antigripales, antihistamínicos o antidepresivos. QUIENES CORREN MAYOR RIESGO Las personas que trabajan en turnos, sobretodo los nocturnos, si se tiene más de un empleo, o si el turno es rotativo. Tienen un alto riesgo de sufrir accidentes debido a la ausencia de sueño las personas que desarrollan las siguientes actividades, ente otras. Por ejemplo, los chóferes de camión, de buses, de vehículos de carga, quienes manejan muchas horas durante la noche. Los jóvenes entre los 16 a 29 años. Quienes tienen problemas del sueño, como insomnio, apnea del sueño, narcolepsia.etc y también quienes después de un viaje aéreo prolongado manejan vehículos muchas horas. SUGERENCIAS PARA EVITAR ACCIDENTES Antes de iniciar un viaje duerma ocho horas la noche anterior, ya que este es el mejor remedio, para mantenerse alerta. Preferentemente, viaje con otra persona. Cada 150 kilómetros o cada dos horas haga un alto para descansar, estirar las piernas, o para dormir en un lugar seguro. Se aconseja evitar el alcohol y sedantes. Si siente sueño sepa que corre peligro de quedarse dormido manejando. CONSEJOS PRÁCTICOS Si está con sueño, la música, ni las ventanillas abiertas le harán disminuir el riesgo de quedarse dormido al volante. Si le faltan muchas horas y es de noche procure un lugar seguro donde pernoctar. Si ha detectado que está con sueño, salga de la carretera y duerma unos 15 a 20 minutos. Si necesita aumentar su estado de alerta, beba café, bebidas gaseosas, chicle. La cafeína entra al torrente sanguíneo en más o menos treinta minutos. Estas medidas, como el dormir y beber algún tipo de bebida que contenga cafeína, son paliativos a corto plazo. Si se salió de la berma y no se percató, es otra señal que debe tomar en cuenta para saber que está con sueño. Cuando se está con somnolencia durante el día o siente que tiene algún problema para dormir, consulte a un médico. ¿ COMO SABER CUANDO ES PELIGROSO MANEJAR? Es peligroso para la propia vida y la de los demás cuando se presentan las siguientes señales de alerta: cuando se es difícil enfocar la visión o se tiene dificultad para mantener los ojos abiertos. Cuando se empieza a cabecear. Cuando se empieza a bostezar muy seguido. Cuando se está desconcentrado, los pensamientos son incoherentes y a veces se sueña despierto. Se siente irritabilidad o inquietud. Hay una tendencia a olvidar cuantos kilómetros ya se ha conducido. Salirse de la berma abruptamente. Se pierde la noción de distancia entre un vehículo y otro. No percatarse de las señales del tránsito. Lo más saludable es mantener una buena higiene del sueño, dormir lo suficiente para obtener un sueño reparador y con esta medida llegar sano y salvo a su destino.

About the author

mm

Rosa Anwandter

Analista junguiana, escritora, conferencista, directora del Centro de Estudios Oníricos de Chile, www.ceoniric.cl autora de los libros “Los Sueños el Espejo del Alma”, “El Poder Mágico de los Sueños” y co-autora junto al Dr.Stanley Krippner de “El Lenguaje de la Noche”. "Sueños en la Noche del tiempo".