ABC de los Sueños

Descubriendo los misterios de un sueño

mm
Escrito por Rosa Anwandter
Para graficar los sentimientos subyacentes dentro de un sueño, tomaremos un sueño recurrente y analizaremos su contenido. En los sueños siempre hay un mensaje, al cual se debe prestar atención. Enseguida, veremos el ejemplo de un sueño repetitivo de una joven de 26 años, soltera, profesional, con un conflicto emocional, aún sin resolver con su madre. Estos dos sueños son cortos y aparentemente sin ningún significado extraordinario. Sin embargo, el análisis demostró lo contrario. El sueño recurrente de Claudia «En el sueño Claudia, reflexiona que desea hacerle un regalo a su madre y no sabe qué. De repente, entra a un vivero, donde venden plantas. En el jardín hay plantas y flores muy lindas. Escoge una pequeña planta, que está dentro de un macetero de greda. Luego, entra a la casa de su madre y lo único que ve es el macetero vacío». En otro sueño: «Claudia está caminando y se dirige a una casa. Al entrar, ve la misma planta que ha aparecido en sus sueños otras veces. Empieza a sentir dolor en una pierna, cae al piso, y no consigue andar. Cuando esta en el suelo, nuevamente ve la planta. Estira un brazo con la intención de sacar y comerse una hoja de la planta de donde brota mucha agua. Sabe que esa agua la sanará y podrá levantarse. Entonces, escucha su propia voz que dice: ‘ingrata con mi mamá’». Durante el análisis, afloró, que Claudia con ese regalo quería halagar y conquistar el cariño de su madre, pues consideraba que esta no la amaba. Al ver el macetero vacío, emergió el sentimiento de abandono, que siempre la había acompañado desde su infancia. Siempre, supuso que la madre prefería a su hermana menor”. Al analizar el sueño, Claudia, se dio cuenta que existía un fuerte nexo entre la nutrición afectiva de la planta y la de su progenitora. Este hecho la llevó a revisar su propio comportamiento con relación a su madre y evaluar sus sentimientos desde una manera más adulta. A raíz de este sueño, madre e hija han establecido un nuevo lazo de afecto. Este sueño, nos demuestra que cuando soñamos, experimentamos los mismos sentimientos y emociones que tenemos en la vida despierta. Sin embargo, el lenguaje en el cual se expresan los sueños carece de razón y de lógica. Casi siempre, sus palabras son las metáforas. Todas nuestras dificultades por menores que sean, aparecen nítidamente, pero como si estuvieran escritos en un idioma, que habrá que aprender a traducir para entendernos mejor.

About the author

mm

Rosa Anwandter

Analista junguiana, escritora, conferencista, directora del Centro de Estudios Oníricos de Chile, www.ceoniric.cl autora de los libros “Los Sueños el Espejo del Alma”, “El Poder Mágico de los Sueños” y co-autora junto al Dr.Stanley Krippner de “El Lenguaje de la Noche”.
"Sueños en la Noche del tiempo".